Médicos reciben apoyo de clínicas privadas en primer día de paro, el Gobierno descarta anular ley

Médicos reciben apoyo de clínicas privadas en primer día de paro, el Gobierno descarta anular ley
Foto referencial
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Los servicios de salud fueron suspendidos parcialmente en el sector público en el primero de 10 días de un paro en demanda de la anulación de la Ley de Emergencia Sanitaria que el Gobierno la defiende y mantiene vigente. Las clínicas privadas se sumaron a la demanda del sector público y ven “en riesgo” sus actividades.

En el Hospital de Clínicas, uno de los referentes en La Paz, suspendieron sus actividades en medio de protestas de pacientes que no lograron ser atendidos. En Cochabamba, el hospital Viedma, otro de los nosocomios de referencia, prestó atención en consulta externa, fueron repartidas 90 fichas, como se lo hace habitualmente.

“No hubo ausencia de los profesionales, como tampoco de enfermeras y el resto del personal. Área de emergencia bajo ninguna circunstancia paraliza sus actividades”, destacó Fernando Romero, vocero del hospital, a la red Unitel.

En Sucre, el hospital Santa Bárbara, atendió parcialmente en este primer día de paro médico. “No puede parar las actividades”, sostuvo el director del nosocomio Juan Carlos Yañez y llamó a la reflexión a sus colegas para atender por lo menos a todos quienes tienen ya una ficha para consulta externa programada.

Mientras que desde el oficialismo en el Legislativo, el presidente de Diputados, Freddy Mamani, descartó atender la demanda de abrogación de la Ley de Emergencia Sanitarias que, entre otros aspectos, prohíbe la suspensión de la atención médica en situaciones de emergencia y abre la posibilidad de contratación de profesiones que estudiaron fuera o dentro de Bolivia
También regula los precios de los servicios en las clínicas privadas y de los medicamentos.

“La abrogación de esta ley es casi nulo, no vamos a poder abrogar, eso ya está claro para nosotros”, afirmó Mamani ante la demanda de los médicos que en un principio, a través del Colegio Médico de Bolivia, firmaron un acuerdo para la incorporación de sus observaciones a la ahora ley que exigen sea abrogada.

En Cochabamba hubo una caravana de protesta de los galenos.

El ministro de Salud, Jeyson Auza, llamó a los médicos a sentarse a la mesa de negociación e incorporar sus observaciones o sugerencias a la ley en el decreto reglamentario.

Los galenos del sector público recibieron este viernes el respaldo de las clínicas privadas que, a través de un comunicado, se sumaron a la demanda de anulación de la Ley de Emergencia Sanitaria.

En un comunicado, hacen conocer que las imposiciones en la norma implican el “riesgo de hacer desaparecer a las clínicas privadas con medidas autoritarias que no existen en ningún país de Sudamérica”.

La medida de presión se da en medio de la pandemia COVID-19 y a poco de iniciar la vacunación masiva contra el virus.
Solo servicios de emergencia están habilitados.