Al menos 17 muertos y 14 heridos tras caer un autobús por precipicio en Perú

Al menos 17 muertos y 14 heridos tras caer un autobús por precipicio en Perú
Foto referencial
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Al menos 17 personas murieron y otras 14 resultaron heridas este viernes tras la caída de un autobús por un precipicio de los Andes de Perú, según informaron los equipos de rescate.

El accidente ocurrió a la altura del kilómetro 40 de la carretera entre los municipios de Nasca y Puquio, en un sector montañoso y de geografía accidentada perteneciente al distrito de Leoncio Prado, de la sureña región andina de Ayacucho. 

En el lugar del accidente fueron hallados al menos 14 cadáveres, según reportaron a medios locales las Compañía de Bomberos 82, de Nasca, cuyos miembros participaron en el rescate de las víctimas.

Asimismo, otras personas que habían quedado heridas fallecieron cuando eran trasladadas al Hospital Ricardo Cruzado Rivarola, de Nasca, según precisó el director del nosocomio, Víctor Núñez, a la emisora radial RPP su director.

Entre los heridos hay dos de gravedad que han sido derivados a la ciudad de Ica, capital de la homónima región a la que pertenece Nasca, al requerir mayores cuidados y tratamiento.

De acuerdo a las primeras versiones del accidente, el vehículo de la empresa de transportes Palomino trasladaba a un grupo de unos 50 trabajadores de una empresa minera cuando se salió de la carretera por razones aún indeterminadas y dio varias vueltas de campana a lo largo de una pronunciada pendiente de más de 200 metros.

Además, durante su caída dejó esparcidos por la empinada ladera los cuerpos de varias personas, que no pudieron ser recogidos hasta que lograron llegar al lugar los bomberos.

Los accidentes de esta magnitud son habituales en las carreteras de Perú, causados en su mayoría por la imprudencia de los conductores, el mal estado de las carreteras y del parque automotor y las condiciones agrestes de la geografía.

En Perú, al año mueren alrededor de 3.000 personas en accidentes de tráfico, la mayoría por atropellos, y unos 55.000 quedan heridos, según cifras del Consejo Nacional de Seguridad Vial.