"Amor, estoy en peligro": el mensaje de chat que escribió uno de los policías antes de ser asesinado en el Urubó

El sargento Eustaquio Olanes envió los mensajes a su novia, relatando que fueron agredidos pero que lograron huir; sin embargo, 19 minutos después ya no volvió a contactarse.

"Amor, estoy en peligro": el mensaje de chat que escribió uno de los policías antes de ser asesinado en el Urubó
Foto referencial
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Mediante mensajes de WhatsApp que envió a su novia, el sargento Eustaquio Olanes logró alertar sobre lo que él y sus camaradas estaban viviendo la tarde del martes, 21 de junio, en la zona del Urubó. 

El uniformado da a entender que hubo un incidente con algunas personas, que uno de sus camaradas fue golpeado, que lograron huir y ponerse a salvo; y que por falta de señal no habían reportado la situación a sus superiores. 

"Amor estoy en peligro, la verdad no podía comunicarme con mis camaradas por la señal", dice el mensaje que envió el sargento Eustaquio a su pareja Mariana Rojas.

Sobre la agresión a su camarada, dice: "Le dieron un puñete, a mi me salvó lo que portaba, nos plantamos en la arena (...) vinieron a buscarnos pelea, en un momento pensé, aquí nos destrozan, pero gracias a Dios no pasó a mayor", escribió.

El mensaje lo envió a las 15:51 del martes, texto que finaliza diciendo que vivió el peor susto de su vida.

Al recibir el mensaje, la mujer le responde con un emoticón de sorpresa y le pregunta si estaban a salvos, cuatro minutos después el efectivo de la policía le confirma que se encontraba fuera de peligro. “Amor estoy buscando cobertura. Pero ya estamos a salvo”, escribió el uniformado.

La mujer, al leer el texto, le pregunta quiénes fueron los que los atacaron, pero el mensaje nunca fue contestado. A las 16:05, al no recibir respuesta, la mujer le vuelve a escribir y es cuando Olanes deja sus últimos mensajes a las 16:10: “Si amor, te quiero mucho”.

No conforme con ello, la mujer insiste en saber más de lo que estaba ocurriendo,, pero no tuvo respuesta.

Este miércoles, entre lágrimas Marina contó a la red Unitel que al ver que su novio no respondía a  sus mensajes, lo llamó en varias oportunidades y creyó que su batería del celular se había agotado; sin embargo, horas después se enteró de la tragedia.

“Él me dijo que se llevó un susto grande, pero que gracias a Dios no pasó a mayores y que estaban a salvo. Lo llamé un montón de veces y no respondió, creí que se estaban yendo a la oficina porque me dijo que estaba a salvo, lo último que me dijo fue que me amaba y después no supe más”, acotó la mujer.

El chat: