Consejos para superar los momentos difíciles en tu relación

Consejos para superar los momentos difíciles en tu relación
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

En una relación va a haber momentos difíciles. Es probable que la mayoría de estos momentos difíciles se produzcan al principio de la relación o debido a una infidelidad con damas de compañia en bolivia y, a medida que pase el tiempo, deberían disminuir drásticamente.

Sin embargo, hay algunos tipos de momentos difíciles que pueden surgir en cualquier momento de la relación y que son fáciles de evitar si sabes cómo afrontarlos adecuadamente.

En este artículo exploraremos algunos consejos para superar los tipos más comunes de momentos difíciles en las relaciones, ¡para que puedas seguir teniendo una vida increíble llena de amor!

Acepta que tu pareja es una persona en sí misma

La aceptación es el primer paso para la recuperación. Si no aceptas a tu pareja, serás infeliz. No puedes cambiar a tu pareja, pero puedes cambiarte a ti mismo.

Aceptar las diferencias entre uno mismo y los demás es una de las cosas más importantes en una relación porque ayuda a la comunicación y a la comprensión, lo que conduce al amor y a la intimidad. Aceptar las diferencias del otro también permite que cada uno crezca como individuo y como pareja.

Asuma la responsabilidad de sus propios actos

Sea cual sea la situación o cómo te sientas, no hay razón para culparte a ti mismo o a tu pareja.

En lugar de eso, asume la responsabilidad de tus actos. Tú tienes el control de lo que decides ser y de lo que haces con tu vida. Si alguien comete un error como acudir a escorts en México durante un viaje y ha sido infiel es culpa suya; si algo sale mal, no es por culpa de nadie más que de uno mismo. Si una relación se acaba porque una persona ha engañado a su pareja (o viceversa), eso no significa que todos sean malas personas, sólo significa que tomaron una mala decisión en algún momento.

Hagan una gran vida juntos, no sólo un buen matrimonio

Es fácil poner toda tu energía en el matrimonio y perder de vista lo que hace que una relación sea estupenda. De hecho, si haces esto, tu matrimonio puede convertirse en algo menos que genial, más bien en algo simplemente bueno. Hay tantas distracciones en la vida que nos quitan tiempo y atención el uno al otro: los hijos, el trabajo, los amigos y otras actividades. Estas cosas también pueden ser importantes, pero es importante no dejar que se apoderen de nuestras vidas y que el matrimonio se

convierta en una simple pieza del rompecabezas y no en el eje en torno al cual gira todo lo demás.

Es importante que ambos cónyuges se esfuercen por mantenerse conectados a nivel emocional, incluso cuando no hay tiempo para el sexo o la intimidad porque tienen hijos que les necesitan o tienen trabajos que requieren su atención. Deben asegurarse de hablar también de cosas ajenas a su relación para no quedarse atrapados en sus propias cabezas todo el día (que es donde yo pasaba la mayoría de los días). Esto significa hablar de amigos comunes que podrían casarse pronto o comentar la actualidad entre ellos.

Siéntanse cómodos con los amigos del otro

Es normal que una persona sienta celos de los amigos de su pareja. No queremos que nuestra pareja se encariñe más con otra persona, pero tampoco podemos controlarlo; ocurre de todos modos. Así que, en lugar de centrarte en lo negativo, intenta tener una actitud abierta hacia las amistades de tu pareja y preséntale las tuyas si crees que puede ocurrir de forma natural en la vida (por ejemplo, en una fiesta).

Así ambos os sentiréis menos amenazados por la vida social del otro y él confiará más en la tuya. Si él o ella se muestra reacio a conocer a tus amigos, pregúntale por qué no quiere hacerlo: puede ser tan sencillo como no saber cómo son o dónde viven.

Si hay algo más complicado, como celos por otra chica/amigo que lleva mucho tiempo contigo, coméntaselo directamente para que todo el mundo sepa a qué atenerse cuando se trata de estar demasiado juntos.

Sepa qué le estresa y cómo gestionarlo juntos

Saber qué os estresa y cómo gestionarlo juntos es vital para vuestra relación. Si tu pareja se estresa con facilidad, intenta ser sensible a las cosas que puedan incomodarle. Si está enfadado, no dejes que la situación se agrave: ofrécele un hombro sobre el que llorar y un abrazo en lugar de intentar resolver sus problemas por él. Saber cómo maneja el estrés el otro os ayudará a superar situaciones difíciles en el futuro.

Diviértanse juntos

Así que, aquí está la cosa: divertirse juntos es una de las mejores maneras de volver a conectar con su pareja. Podéis probar nuevas actividades juntos, planear una cita nocturna, iros de vacaciones o simplemente practicar una afición que os guste a los dos.

Por ejemplo, si a ti te gusta el senderismo y a tu pareja no, quizá deberíais pasar tiempo en casa haciendo otra cosa que le guste: cocinar juntos o jugar a videojuegos. Conectar a través de actividades que os unan os permitirá crear recuerdos juntos y sentiros más unidos como pareja.

No tengas miedo de pedir ayuda cuando la necesites

Si te encuentras en una situación en la que necesitas ayuda, no tengas miedo de pedirla. No pasa nada por admitir que no puedes hacerlo todo tú solo y que, a veces, ayuda tener a alguien a tu lado. Si últimamente estás muy estresado, pide cita con un terapeuta o consejero.

O si las cosas ya no funcionan como antes, tal vez tu pareja necesite alejarse un poco de la situación (y del otro) para pensar en lo que está pasando y en la mejor manera de proceder.

Piensa antes de hablar cuando estés enfadado o frustrado

Cuando estés frustrado, enfadado o molesto intenta recordar estos puntos:

· No digas nada de lo que puedas arrepentirte.

· Ten cuidado con el tono de voz. Puedes ser directo, pero respetuoso y evita ponerte ruidoso u hostil.

· Cuida tu lenguaje corporal. Tu pareja puede malinterpretar tus palabras si hay tensión en la forma en que las dices, así que mantén una postura abierta e intenta sonreír durante toda la conversación (aunque al principio sea falsa). Esto ayuda a transmitir respeto por sus sentimientos y por los tuyos, ¡incluso cuando las cosas se calientan!

· No les culpes ni les critiques; céntrate en soluciones que funcionen para los dos. Si un problema parece irresoluble desde un solo punto de vista, prueba a mirarlo desde otro ángulo hasta que aparezca una respuesta: ¿quizá haya algo que merezca la pena intentar después de todo?

No siempre es fácil, pero siempre merece la pena perseverar en los momentos difíciles de las relaciones

La clave para superar los momentos difíciles en las relaciones es ser abiertos y sinceros el uno con el otro. También es importante ser paciente, comprensivo y flexible cuando las cosas no salen como uno quiere. Por último, asegúrate de comunicarte a menudo tus sentimientos para que ambos podáis crecer juntos como personas.

A fin de cuentas, si dos personas están dispuestas a esforzarse por su relación, podrán superar cualquier obstáculo que se les presente.

Conclusión

En resumen, cuando te encuentres con un obstáculo en tu relación, ¡que no cunda el pánico! Recuerda que lo más importante es mantener la calma y seguir trabajandola.

Cuanta más práctica tengas en este tipo de situaciones, mejor preparado estarás para afrontarlas en el futuro. Y recuerda: no existe el amor "perfecto"; todas las parejas pasan por altibajos en su camino juntas e incluso momentos en los que uno u otro acude a servicios de profesionales sexuales como simple escorts Bolivia cuando están en su peor momento pero. ¿Y si las cosas no van bien ahora? No te preocupes sigue los consejos hablalo y consuélate sabiendo que pronto mejorarán.