Copa América 2021: la Conmebol otorga a Brasil la sede del torneo tras quitársela a Colombia y Argentina

Copa América 2021: la Conmebol otorga a Brasil la sede del torneo tras quitársela a Colombia y Argentina
Foto referencial
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La Conmebol designó este lunes a Brasil como sede de la Copa América de fútbol tras semanas de incertidumbre en las que le retiraron la organización del torneo a Colombia y Argentina, anfitriones iniciales de la competición.

"¡La CONMEBOL @CopaAmerica 2021 se jugará en Brasil! Las fechas de inicio y finalización del torneo están confirmadas. Las sedes y el fixture serán informados por la CONMEBOL en las próximas horas", dijo el organismo rector del fútbol sudamericano en su cuenta de Twitter.

"La CONMEBOL agradece al Presidente @jairbolsonaro y su equipo, así como a la Confederación Brasileña de Fútbol @CBF_Futebol por abrir las puertas de ese país al que es hoy en día el evento deportivo más seguro del mundo", agregó.

La competencia de selecciones más importante del continente se iba a disputar por primera vez en dos sedes, Argentina y Colombia, pero la ola de contagios por coronavirus hizo descartar a Argentina, al igual que pasó días atrás con Colombia por las protestas sociales que vive el país desde hace más de un mes.

Las fechas de disputa del torneo se mantienen como estaban programadas, entre el 13 de junio y el 10 de julio.

La elección de Brasil despierta dudas porque, al igual que ahora Argentina, no tiene bajo control la pandemia. Según Reuters, Brasil registra 204 contagios por cada 100.000 mientras que su vecino del sur tiene 484 por 100.000.

Con más de 460.000 fallecidos y de 16 millones de contagios, Brasil tiene el segundo mayor número de muertes por covid-19 en el mundo.

Brasil ya organizó y ganó la Copa América en 2019.

"Momento de estabilidad"

"El gobierno de Brasil demostró agilidad y capacidad de decisión en un momento fundamental para el fútbol sudamericano", dijo el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, que, pese a la crisis que atraviesa el país, agregó que "Brasil vive un momento de estabilidad, tiene comprobada infraestructura y experiencia acumulada y reciente para organizar una competición de esta magnitud".

La decisión es vista como un triunfo para el presidente Jair Bolsonaro, el político de extrema derecha que se ha manifestado en contra de la cuarentenas y que ha pedido a los brasileños que regresen a su vida normal a pesar de la alta incidencia de la pandemia.

Además de los contagios y muertes, el plan de vacunación en Brasil está aún retrasado y el sábado hubo una masiva protesta en todo el país contra la gestión de Bolsonaro.

El vicepresidente del país, Hamilton Mourao, dijo este lunes que no espera manifestaciones durante la competición y que Brasil es una elección "menos arriesgada" que Argentina. No se espera que haya público en los estadios, por lo que el riesgo disminuye, agregó.

Pero otros en Brasil, donde el fútbol es una obsesión, se mostraron contrarios con la decisión.

"Las autoridades actúan como si Brasil tuviera un plan de vacunación avanzado como el de Estados Unidos. Será difícil animar a la selección", escribió el reconocido periodista Guga Chacra en twitter.

Pese a los problemas en Colombia y Argentina, la Conmebol no quería cancelar el torneo, que en su edición de 2019 en Brasil generó ingresos por US$118 millones.