El asesino de Mayerly grabó cuando la ahorcaba y tenía antecedentes de infanticidio

Matusalén Mancilla le quitó la vida a un niño de cuatro años en 2014. La Policía requisó su celular y éste confesó el crimen de quien era su expareja.

El asesino de Mayerly grabó cuando la ahorcaba y tenía antecedentes de infanticidio
Foto referencial
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Matusalén Mancilla, el asesino confeso de Mayerly Sandy C. Q., grabó con su celular el momento en que le quitaba la vida. El hombre de 22 años tiene antecedentes de infanticidio y salió libre tras cumplir tres cuartos de su condena.

"Matusalén ya cuenta con antecedentes de infanticidio (...). No mostraremos los videos por respeto a la familia, pero (en las imágenes obtenidas de su celular) se muestra cómo ahorca a la víctima en un árbol del bosquecillo", declaró la mañana de este miércoles el ministro Eduardo del Castillo, en la presentación del feminicida.

Los restos de la joven de 18 años fueron encontrados el lunes a mediodía, en el bosquecillo de Alto Inca Llojeta. Mayerly murió ahorcada y su cadáver fue desmembrado y abandonado cerca de la casa de Matusalén.

"Mayerly Sandy estaba desaparecida desde el domingo 5 de septiembre. Escribió mensajes a su madre, de que iba a dejar la casa (...). Matusalén Mancilla es quien levanta las sospechas de la Policía", explicó Del Castillo.

El comandante general de la Policía Boliviana, Jhonny Aguilera, explicó que secuestraron los celulares de la víctima y de Mancilla, que después de ser sometidos a peritaje permitieron reconstruir el crimen.

“Los videos que se lograron colectar del propio teléfono (de Mancilla) sitúan la circunstancia anterior a la muerte, una especie de rito que este sujeto genera. Uno podría vincularlo con conductas sexuales, sadomasoquistas, que luego se traducen en la agresión (que termina en la muerte de la joven)”, indicó el comandante de la institución verde olivo.

De acuerdo con el informe brindado por el jefe policial, Mayerly habría fallecido por asfixia por ahorcamiento. Matusalén declaró que perpetró el crimen con un cómplice de iniciales R. H. Q., quien era la actual pareja de la víctima y no aparece en los audiovisuales que ahora se encuentran en poder de las fuerzas del orden.

Aguilera explicó que Matusalén era la expareja de la víctima y que después del ahorcamiento procedió al desmembramiento del cadáver y a la "dispersión de las partes del mismo para confundir” a los investigadores.

“El sujeto, una vez que efectuó el feminicidio, ha distribuido las partes del cuerpo desde el lugar donde se ejecuta la matanza, en una circunferencia de 15 metros. Todas estas acciones estaban destinadas en principio, a la generación de confusión”, detalló Aguilera.

Matusalén Mancilla contaba con antecedentes de infanticidio por matar a una niño de cuatro años. Cometió ese delito cuando sólo tenía 15, cumplió tres cuartas partes de una condena y salió en libertad.