Incrementan los casos de violencia y refleja el fracaso institucional del estado en la lucha contra la violencia.

Gilbert Muñoz, Ex fiscal departamental de Tarija, afirmo que el incremento de casos de violencia es consecuencia de malas políticas organizadas y planificadas para combatirla.

Incrementan los casos de violencia y refleja el fracaso institucional del estado en la lucha contra la violencia.
Foto referencial
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Gilbert Muñóz. Abogado (Ex fiscal departamental de Tarija)

La violencia definida "como cualquier acción u omisión, abierta o encubierta, que cause la muerte, sufrimiento o daño físico, sexual o psicológico a una mujer u otra persona, le genere perjuicio en su patrimonio, en su economía, en su fuente laboral o en otro ámbito cualquiera, por el solo hecho de ser mujer"; En Bolivia los hechos criminales de violencia intrafamiliar y demás delitos de violencia contra la mujeres definidas en la Ley 348 de marzo del 2013 y su fortalecimiento normativo en la Ley 1173 se han incrementado cada año desde el doble y más del triple demostrando el fracaso institucional del Estado en general en la lucha contra la violencia(desde el ente rector como el Ministerio de Justicia, el sistema educativo que ha no tenido éxito en la trasmisión de la cultura de paz, en las familias con la educación de los niños, etc). En lo que respecta a los operadores de justicia (órgano judicial, Fiscalía, policía, entidades especializadas de apoyo a las víctimas dependientes del ministerio de justicia, gobernaciones y municipios tienen una falla que es el común dominador en muchos de los casos donde intervienen:

La escasa preparación y la insuficiente especialidad de la formación de los profesionales de esos servicios públicos.

La insensibilidad de las acciones de servicio público en la tramitación de los casos, en la aplicación de la informalidad y la atención diferenciada más que todo.

Las políticas desorganizados y aisladas en la coordinación de lucha contra la violencia de las entidades públicas. El ente rector debe impartir las instrucciones generales, evitar las rotaciones discrecionales de los funcionarios públicos

La necesidad del incremento del personal especializado para la lucha contra la corrupción, de equipamiento, etc. Se falla con la asignación del presupuesto adecuado.

Estas son las fallas más obvias y evidentes, existen otras que invitan a un mayor debate. Lo cierto es que el Estado ha fracasado contra la violencia física y psicológica que son tipos de violencia en los que se incurre con mayor frecuencia.

El fenómeno criminal de la violencia contra las mujeres refleja el tipo de sociedad violenta y machista que tenemos, pero además de nuestra incapacidad de afrontarla, atacarla y disminuir los hechos de violencia que sean consecuencia de las políticas organizadas y planificadas para combatirla. La ley del Ministerio Público establece que el diseño de la política criminal del país que estudia los fenómenos criminales y como atacarlos es responsabilidad de la Fiscalía General del Estado, pero esta entidad no ha comenzado con el diseño integral y multi institucional. A más de la voluntad necesitamos consciencia, empatía y sensibilidad.