Médicos amenazan con mantener protestas, Arce ve ‘apetitos e intereses personales’ en el paro

Médicos amenazan con mantener protestas, Arce ve ‘apetitos e intereses personales’ en el paro
Foto referencial
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

El paro indefinido en salud concluye este domingo, pero se advirtió que continuará porque “no hay vuelta atrás”. El presidente Luis Arce cuestionó la medida de presión y lo atribuyó a intereses sectáreos, aunque también destacó el hecho de que un sector importante de los galenos continúa atendiendo a sus pacientes.

“No estamos de acuerdo con esos médicos que, por una intencionalidad personal, por apetitos e intereses personales individuales y tal vez algunos grupos interesados en que no se cuente con medicina pública, con que la medicina no llegue a las personas, hacen ese tipo de huelgas, paros, con pretensiones netamente sectáreas”, cuestionó en la entrega de un lote de medicamentos para tratar a personas con COVID-19 en Cochabamba.

El Consejo Nacional de Salud (Conasa), que agrupa a los diferentes sectores del sector salud, inició el viernes 12 de febrero un paro de actividades que concluye este domingo en rechazo a la Ley de Emergencia Sanitaria, pese a que en un principio la avalaron con la firma de un acuerdo tras modificaciones al texto original.

Fernando Romero, representante del Sindicato de Ramas Médicas de Salud (Sirmes) de La Paz, descartó que se vaya a suspender las medidas de presión y aclaró que en ningún nosocomio se rompió el paro. Lo que sucede, dijo, es que no se puede dejar de atender a quienes llegan delicados a los hospitales por COVID-19.

“No hay vuelta atrás, seguimos firmes”, respondió ante la consulta de qué sucederá el lunes tras la finalización del paro indefinido este domingo. Añadió que el Conasa se reunirá en las próximas horas y la corriente es mantener la protesta hasta la anulación de la ley que –aseguró- restringe sus derechos y afecta a la población.

La Ley de Emergencia Sanitaria abre paso a la contratación rápida de profesionales médicos que hayan estudiado dentro o fuera de Bolivia, prohíbe la suspensión de la atención médica y regula el precio de medicamentos y de los servicios de las clínicas privadas en situaciones de emergencia como las que se vive por el coronavirus.

“Estamos ya listos para seguir movilizándonos esta semana”, insistió Romero y anunció que participarán de la compaña de vacunación contra el COVID-19.

En Bolivia empezó la vacunación masiva con la llegada de medio millón de dosis contra el virus. Los profesionales y trabajadores de salud están en la primera línea de inmunización.

“Los verdaderos médicos, el personal de salud que está comprometido con el pueblo, hoy está trabajando, ha estado trabajando todo este tiempo y está en el puesto del deber donde los bolivianos queremos que esté nuestro personal médico, por tanto, a todos ellos nuestra felicitación, nuestro agradecimiento a nombre del pueblo boliviano”, destacó Arce.

Édgar Villegas, parte del Consejo Departamental del Colegio Médico de La Paz, aseguró en contacto con La Razón que no participará el sector de la reglamentación de la ley observada, como plantea la actual administración, y negó un bloqueo a la inmunización.

“En ningún momento hemos manifestado con bloquear, con impedir la vacunación, nos prestamos a colaborar porque nosotros somos conscientes de la necesidad de vacunación del pueblo boliviano», sostuvo y aclaró, sin embargo, que la tarea de inoculación está normalmente designada a brigadas especialmente constituidas.