Murillo anuncia la expropiación e intervención de hospitales y cementerios privados

Murillo anuncia la expropiación e intervención de hospitales y cementerios privados
El Ministro de Gobierno, Arturo Murillo
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

En conferencia de prensa en Cochabamba, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, anunció la intervención o expropiación de hospitales privados en Cochabamba y Santa Cruz, además de la intervención de cementerios privados en caso de que los públicos colapsen.

Según dijo la autoridad, las medidas fueron decididas por la presidenta Jeanine Áñez, en coordinación con la convaleciente ministra de Salud, Eidy Roca.

“Vamos a empezar hoy día dos procesos: uno, de expropiación o intervención del hospital de Udabol de Santa, que tiene capacidad de 400 camas y de 100 (unidades de)  terapia intensiva. Y en Cochabamba, de Univalle, que tiene una capacidad de 120 camas y 20 UTI (unidades de terapia intensiva)”, comunicó Murillo en conferencia conjunta con su colega de Trabajo, Óscar Mercado.

“Vamos a comenzar con las negociaciones, seguramente les caerá como un balde de agua fría a los propietarios, pero no se trata de quitarles nada a nadie; si se expropia, se da un precio justo”, aclaró.

“Necesitamos salvar vidas, vemos con dolor y tristeza cómo la gente está pidiendo limosna para sus compañeros, para que puedan visir”, justificó la autoridad Murillo.

Además, el ministro informó que el Gobierno también va a intervenir los cementerios privados en caso de que los camposantos públicos colapsen. “Estamos a punto de colapsar; (en) una semana, si no me equivoco, podríamos colapsar el Cementerio General. En caso de que lleguemos a colapsar, vamos a intervenir cementerios privados; nosotros no vamos a permitir que nuestra gente no tenga dónde estar enterrada”, afirmó Murillo.

En las últimas semanas los casos de contagio de COVID-19 se han incrementado en el país de a miles diariamente. Los hospitales comenzaron a colapsar en Santa Cruz, Cochabamba, Beni y La Paz, respectivamente.

La misma situación se experimenta en el caso de fallecidos que no pueden ser enterrados. En Cochabamba, vecinos del Cementerio General protestan por la instalación de un horno crematorio y en otras ciudades hay varios días que los cuerpos de fallecidos no logran ser enterrados debido a falta de espacios. La Alcaldía de La Paz prohibió el entierro de restos traídos de municipios rurales, como dijo el alcalde Luis Revilla.

Según el último reporte del Ministerio de Salud, el total de pacientes en el país llegó a 48.187, los decesos a 1.807 y los recuperados a 14.843.