Sucre: Un hombre rompe la nariz de su novia pero se libra de ir a prisión

Sucre: Un hombre rompe la nariz de su novia pero se libra de ir a prisión
Foto referencial
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Un hombre que agredió a su enamorada brutalmente, hasta romperle el tabique nasal, se libró de ir a la cárcel. Recibió una sentencia de tres años y se benefició con la suspensión condicional de la pena.

La historia de este caso se remonta al viernes 11 de diciembre de 2020, cuando la pareja asistió a un local donde se encontraron con unos amigos y consumieron bebidas alcohólicas, según el expediente que radica en el Juzgado 1 de Instrucción Anticorrupción y de Violencia contra la Mujer de Sucre.

RELATO DE LA VÍCTIMA

En el informe circunstanciado del hecho la denunciante, la víctima cuenta que en ese local, al que ingresaron a las 16:30, consumieron cinco botellas de whisky y otras tantas de cerveza, pero que ella no bebió en la misma proporción que su pareja.

Ambos tienen más de 30 años y el hombre la celó con un amigo de la mesa que la había alagado por su “cara bonita”.

Alrededor de las 21:30, según el relato de la agredida, ambos tomaron un taxi y se fueron a la casa de su pareja, pero en el trayecto la escena de celos continuó. Ambos ingresaron al domicilio, donde el novio vive con sus dos hijos de 13 y nueve años.

Sin importar la presencia de ellos, el hombre continuó reclamándole a su novia hasta que la hija mayor le pidió a su padre que se fuera a descansar; él la obedeció. Así estuvo una hora hasta que despertó, cuando la mujer le dijo que se iba a su casa en un taxi. Eso desató de nuevo la furia.

Delante de su hijo menor, le propinó un puñete en la cara; el niño salió corriendo de la habitación y una seguidilla de golpes se descargaron sobre el cuerpo de la mujer que, según su relato, se defendió y le reventó el labio.

Lejos de detenerse, el agresor tomó el parlante de un pequeño equipo de sonido y la golpeó en el cuello.

La agredida sostuvo que se desmayó y que cuando reaccionó estaba tendida de espaldas y el hombre parado a punto de golpearla otra vez con el parlante. Rápidamente reaccionó y le arrebató ese objeto.

“Te voy a matar”, aseguró que le dijo y le dio varios golpes en la cara. Ella pudo sentir que su rostro estaba ensangrentado.

LA DENUNCIA

La víctima presentó la denuncia y el  informe del médico forense dio cuenta de la rotura del tabique nasal.

El Ministerio Público abrió una acción penal por violencia familiar y el pasado sábado se realizó la audiencia cautelar, en la que el imputado aceptó su culpa, se sometió a un procedimiento abreviado y recibió una sentencia de tres años de cárcel. Pero se benefició con la suspensión condicional de la pena.

Fuente: correo del Sur