Tío y Padrastro que violaron a una niña en Potosí fueron sentenciados a 20 años de cárcel

Los hechos sucedieron en el entorno familiar de la menor, desde el año 2016 cuando ella tenía nueve años hasta que cumplió 11.

Tío y Padrastro que violaron a una niña en Potosí fueron sentenciados a 20 años de cárcel
Foto referencial
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La Fiscal Departamental de Potosí, Roxana Choque, informó hoy que, en audiencia de juicio oral, el Ministerio Público demostró con pruebas suficientes que Deymar Wilson Mendoza Acarapi de 30 años de edad y Herland Reynaldo Flores Ruiz de 21 años, son los autores del delito de Violación de Infante, Niña, Niño o Adolescente cometido en contra de una menor de 11 años, por lo que el Tribunal de Sentencia Nº3 dictó 20 años de prisión, para el tío y el padrastro de la víctima que deberán cumplir en el Centro de Readaptación de Santo Domingo de Cantumarca.

”El Ministerio Público presentó pruebas contundentes que demuestran la autoría de los sujetos, entre ellas el certificado médico legal de la menor, declaración de la víctima en Cámara Gesell donde relató que los sujetos la agredieron sexualmente en reiteradas ocasiones, entrevistas testificales en otros que fueron valorados por el Tribunal que emitió sentencia”, dijo Choque.

La fiscal del caso, Cesia Salinas Burgos, explicó que los hechos sucedieron en el entorno familiar de la menor, desde el año 2016 cuando ella tenía nueve años hasta que cumplió 11 años se conoció que era víctima de violación. En este caso, la madre de la menor falleció y el padre la dejaba a ella y a su hermano en abandono, por lo que la Defensoría de la Niñez y Adolescencia intervino y durante la declaración de la niña reveló que su tío y padrastro la agredieron sexualmente.

Ante ello, el personal de la Defensoría interpuso la denuncia en contra de los sujetos, que fueron aprehendidos por la Policía y puestos a disposición del Ministerio Público que logró demostrar con elementos probatorios suficientes la culpabilidad de los acusados que fueron sentenciados con 20 años de privación de libertad por el delito que cometieron.