Uruguay reporta el primer caso de 'hongo negro' en un paciente recuperado de Covid-19

Uruguay reporta el primer caso de 'hongo negro' en un paciente recuperado de Covid-19
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Uruguay ha detectado el primer caso de 'hongo negro', como se conoce a la mucormicosis. La infección vinculada a pacientes recuperados del Covid-19, es potencialmente mortal y hasta la fecha solo se conocían casos en India, donde una epidemia ya a ha sido diagnosticada en casi 9.000 pacientes.

Según informó el periódico local El País de Uruguay la infección fue detectada en un hombre de 50 años con diabetes, que había sido internado en la ciudad de Montevideo, tras contraer coronavirus.

El infectólogo uruguayo Henry Albornoz, citado por RT, indicó que, unos 10 días después de haber superado el Covid-19, el hombre empezó a presentar necrosis (muerte del tejido) en la zona de las mucosas. Finalmente, las pruebas de laboratorio confirmaron que había sido infectado con mucormicosis u 'hongo negro'.

Sin embargo, Albornoz señaló que no podía precisar si se trata del primer caso poscoronavirus en Uruguay, aunque no tenía información de otros hasta el momento: "Lo importante no es la identificación de un caso, sino la advertencia de que el desgaste inmunitario que causa el covid-19 puede dejar terreno fértil para otras infecciones", advirtió.

¿Qué es el 'hongo negro?

La mucormicosis, apodada "hongo negro" por los médicos en India, suele ser más grave en pacientes cuyo sistema inmunológico se encuentra debilitado por otra u otras infecciones.

Es una infección por un hongo de los senos paranasales, el cerebro o los pulmones que se contrae cuando se inhalan del aire las esporas de los hongos. Las autoridades sanitarias indias han explicado que no es una enfermedad directamente relacionada con la Covid-19. No obstante, médicos han explicado al mismo medio que existe una relación con los esteroides que se usan para tratar la Covid-19.

Los pacientes con covid-19 más sensibles a contraer esta infección por hongos incluyen a aquellos con diabetes no controlada, los que utilizaron esteroides durante su tratamiento contra el coronavirus, así como los que tuvieron estancias muy prolongadas en las unidades de cuidados intensivos, añadió el ICMR.

Esteroides

Antes de la segunda ola de coronavirus que mató a 100.000 personas en India el mes pasado, los casos de mucormicosis eran raros en el país.

Los afectados solían ser enfermos de diabetes, del VIH o pacientes trasplantados, con organismos inmunodeprimidos.

La rápida propagación de esta infección se atribuye al uso incontrolado de esteroides para tratar a los pacientes con coronavirus, según expertos como el profesor K. Srinath Reddy, de la Fundación de Salud Pública de India.

"La gente los ha estado utilizando de forma excesiva e inapropiada", dijo el profesor, y explicó que el agua contaminada en las bombonas de oxígeno o en los humidificadores también da al hongo la oportunidad de entrar en el organismo.