Autopsia revela que mujer hallada sin vida en Yapacaní fue baleada en la cabeza

La fiscalía investiga para calificar si fue un hecho de feminicidio o parricidio. El hijo y un amigo de la victima se encuentran en poder a la Policía.

Autopsia revela que mujer hallada sin vida en Yapacaní fue baleada en la cabeza

Por un impacto de bala en la cabeza habría muerto Margarita Sánchez Baltazar, la mujer que fue hallada desnuda y abandonada en el municipio de Yapacaní la noche del jueves.

Los resultados de la autopsia dan cuenta que el asesino o los asesinos de la mujer, de 38 años, habrían utilizado una escopeta, ya que se encontró perdigones en el cabello de la víctima.

El fiscal asignado al caso, Daniel Bejarano, indicó que se encuentran realizando las pericias junto al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) y el Instituto de Investigaciones Técnico Científicas de la Policía (IITCUP) a fin de llegar con la verdad del hecho.

"Con los resultados de las pericias vamos a determinar lo que corresponda. El caso se investiga inicialmente por feminicidio; sin embargo, no se descarta un hecho de parricidio, pues aún se encuentra arrestado el hijo de la víctima", explicó el fiscal asignado al caso.

Además del hijo de la víctima, uno de los amigos del entorno también se encuentra en poder de la Policía, quienes colectan prueban y van en busca de nuevos elementos.

Este sábado se realizó el allanamiento de tres inmuebles de Margarita Sánchez Baltazar, pero en ninguno de ellos se logró encontrar el arma utilizada para su crimen.

La mujer que fue encontrada sin vida la noche del jueves a 50 kilómetros de Yapacaní, estaba desnuda, arrojada al lado de la carretera y cerca de su vehículo Noah, el mismo que estaba dañado, por lo que las autoridades informaron en su momento que el cuerpo de Margarita estaba siendo trasladado a un lugar deshabitado luego de haberla matado.

La mujer fue hallada sin vida la noche del jueves, a 50 kilómetros de Yapacaní /Foto: Soledad Prado.

Familiares exigen dar con los asesinos

Los familiares de la víctima trasladaron el cuerpo de la mujer asesinada, desde la morgue de la Pampa de la Isla hasta la zona del Chapare, donde le dieron su cristiana sepultura.

Una de las hermanas de la víctima exigió justicia para Margarita, pues esta dejó en la orfandad a tres hijos, de 18, 16 y nueve años. Desafortunadamente, el hijo mayor está siendo investigado.

Los efectivos del IITCUP ya realizaron pruebas de luminol en el domicilio de la fallecida donde se presume que le quitaron la vida, así también en el vehículo Noah.

Según informes extraoficiales, en uno de los domicilios donde se presume que fue victimada la mujer, se habrían hallado rastros de sangre. Además, se detectó que había sido alterado el sistema de vigilancia y no se encontró el DVR de las cámaras de seguridad.

De acuerdo con testimonios de algunos de sus vecinos que prefirieron no ser identificados, el ingreso y salida de vehículos del domicilio de Margarita eran frecuentes.

Otro testigo dijo que el hijo mayor estudiaba en una universidad privada en Cochabamba, le faltaba constantemente el respeto a su madre e incluso habría llegado agredirla.

FUENTE: El Deber