Dos sicarios piden agua en una casa y luego acribillan a dos personas

Dos sicarios piden agua en una casa y luego acribillan a dos personas
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Dos sicarios llegaron a pie a una vivienda en la localidad de San José de la Frontera, ubicada a 15 kilómetros de San Matías, pidieron a los dueños que les inviten agua y luego abatieron a tiros dos personas. Posteriormente, tomaron una motocicleta de propiedad de las víctimas y se dieron a la fuga.

Los dos hombres acribillados fueron identificados como Anderson Saovedra Da Silva (35) y Elías Chore Farías (25), este último cuñado de Anderson Saovedra.

La esposa de Anderson contó a EL DEBER que el hecho se registró a las 5:30 de de ayer (miércoles), cuando los hombres llegaron caminando en busca de agua. “Los dos eran brasileños. Mi esposo fue a entregar el agua y se volvió a la casa. En ese momento, mi hermano llegó, los hombres seguían en el portón y fueron a conversar. Ellos contaron que tenían una camioneta fregada en Brasil y pedían que los rescaten, pero como el auto estaba fregado (mi esposo y mi hermano) les dijeron que no”, cuenta la viuda, esposa de Anderson, que minutos después dice que se entró a su cuarto porque su bebé de cuatro meses lloraba.

En ese momento escuchó los balazos, agarró a su bebé y le pidió a sus otros dos hijos que se echen en el suelo, cerró su puerta y no se movió hasta escuchar que los hombres escapaban a carrera.

La viuda agregó que los dos sicarios regresaron a la casa y abrieron a golpes la puerta, le pidieron las llaves del auto y de una motocicleta. “Como el auto estaba fregado, se llevaron la moto y se escaparon. Pero antes me preguntaron si había llamado a la Policía y me quitaron los celulares”, contó.

Elías, el hermano de la viuda, al percatarse que los hombres sacaron sus armas de fuego intentó escapar, pero fue abatido a balazos.

El investigador de turno de la Policía de San Matías, Sergio Huanca Goitia, indicó que un vecino llegó hasta la unidad policial a las 7:30 y le informó que habían dos personas fallecidas, una brasileña y otra boliviana.

“Los testigos nos informan que dos ciudadanos brasileños se habían apersonado al domicilio del señor Anderson, pidieron agua y al momento de salir con su cuñado fueron abatidos”, indicó.

Por su parte, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Ángel Morales, indicó que los autores de este hecho utilizaron armas de fuego nueve milímetros.

“Se hizo el levantamiento de los cuerpos de las personas que fallecieron a consecuencia de heridas por proyectiles de arma de fuego, hay testigos que están declarando en la Felcc”, indicó Morales.

Fuente: El Deber