La fuerza antidroga destruye tres narcopistas en Beni; una de ellas estaba asfaltada

La operación se realizó en el Parque Nacional Iténez.

La fuerza antidroga destruye tres narcopistas en Beni; una de ellas estaba asfaltada
Foto referencial
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) desmanteló tres pistas clandestinas, una de ellas asfaltada, y un centro de acopio de combustible para aeronaves en sitios densamente boscosos del parque nacional Iténez en el departamento del Beni.  

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, junto al viceministro de Defensa Social, Jaime Mamani, además de un contingente fuertemente armado de la policía antidroga, llegaron hasta esa región para evidenciar el hallazgo.

La autoridad explicó a un grupo de periodistas que le acompañó en la incursión al Iténez que “las organizaciones criminales se dieron a la tarea de pavimentar algo más de 1.000 metros” para que aeronaves dedicadas al transporte de cocaína puedan realizar operaciones.

La pista, que fue dinamitada por los efectivos de la Felcn, forma parte de la logística empleada en el llamado puente aéreo por el que trafican estupefacientes desde Perú a Brasil, a través de territorio boliviano.

La fuerza antidroga también interceptó un helicóptero con matrícula brasileña y capturó a un ciudadano extranjero en una zona boscosa donde se había camuflado hábilmente un centro para almacenar jet fuel y gasolina de aviación para las naves que transportan alijos de droga.

Del Castillo explicó que en el centro de acopio se halló una cocina artesanal y una vivienda improvisada. “Cuando llegamos las ollas aún estaban calientes y eso hace pensar que estuvieron hace poco en este sitio”, afirmó la autoridad.

La policía antidroga también desmanteló otra narco pista, pero no pudo mostrarla a los periodistas porque “aún no estaba asegurada completamente” y existía el riesgo de que la presencia de agentes de las organizaciones criminales.

Hasta el 19 de julio, la Felcn había desmantelado seis pistas clandestinas en parques nacionales y en zonas de difícil acceso del oriente del país, según informó el viceministro Mamani, tras exteriorizar su preocupación por las operaciones ilegales entre Perú y Bolivia.

Por su lado la fuerza antidroga de Perú detectó al menos cuatro rutas por donde los alijos de pasta base de cocaína transitan a Bolivia. La droga, que también llega desde el valle del Vraem gracias a un puente aéreo, es purificada en el país antes de ser transportada hasta la frontera con Brasil o Paraguay. Desde allí es enviada a mercados ilegales de ultramar, situados en África y Europa.

Además, este tráfico ilegal incluye operaciones de resguardo y control que están a cargo de agentes del grupo irregular peruano Sendero Luminoso, así como enviados del Comando Vermelho y el Primer Comando de la Capital (PCC), dos carteles brasileños que además de traficar drogas desarrollan actividades ilícitas en otros países de la región, de acuerdo con un  reportaje publicado por EL DEBER el 19 de julio.

Fuente: EL DEBER