Tras cinco días de búsqueda hallan a su familiar en la morgue

Tras cinco días de búsqueda hallan a su familiar en la morgue
Foto referencial
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Después de cinco días de búsqueda y angustia, la familia encontró el cuerpo del taxista Rodolfo Loayza en la morgue. El hombre fue hallado por la Policía sin vida y se encontraba maniatado y apuñalado por inmediaciones del barrio Buena Fe de Satélite Norte, en el municipio de Warnes.

La familia tenía la esperanza de encontrarlo con vida, pero ayer tuvo que llegar a la morgue judicial de la Pampa de la Isla en la capital cruceña, para retirar los restos y darle una cristiana sepultura.

Loayza, de 55 años, se dedicaba a trabajar como taxista y vivía con su hermano en la zona del octavo anillo y avenida 2 de Agosto. Además, él tenía cinco hijos, todos mayores de edad y con familias establecidas, pero mantenían contacto con frecuencia.

Una de las sobrinas del chofer, María René Loayza, lamentó el fallecimiento de su tío en esas circunstancias. “La última vez que lo vimos fue el sábado, mis dos tíos vivían juntos, pero mi tío Juan se fue a Guaitú (en el Norte Integrado) y él lo llamaba (a Rodolfo), y ya no contestaba el celular, por eso se vino el martes y nos movilizamos para buscarlo y ahora (ayer), recién lo identificamos”, relató la sobrina.

Durante la búsqueda que hizo la familia de Loayza, llegaron a visitar a la casa de los amigos y los lugares que frecuentaba, como restaurantes, e incluso donde solía compartir con sus cercanos, pero vanos fueron los esfuerzos porque no recibían ninguna noticia. Es así que llegan hasta la morgue y finalmente logran identificarlo.

“Nosotros por el momento estamos buscando saber qué es lo que sucedió, solo nos habíamos enterado que encontraron a un hombre muerto en Satélite, pero no pensamos que era mi tío Rodolfo”, señalo María René.

Es por eso que ayer por la tarde, los familiares del difunto se trasladaron hasta la Warnes para recibir toda la información de mano de los policías y el fiscal asignado al caso, además de brindar mayores datos para que se pueda dar con los autores del hecho y se recupere el vehículo robado.

El taxi que conducía Loayza era un Toyota Touring de color plomo oscuro, es más los delincuentes lo dejaron sin el celular y su billetera para que no lo identificaran.

Pericias

El fiscal asignado, Edwin Jamachi, indicó que con la información que brindó la familia, permitirá acelerar las investigaciones para dar con el paradero, tanto de quienes le quitaron la vida a Rodolfo, como del vehículo que se robaron.

En su momento, Jamachi detalló que en el examen forense que se le practicó al cuerpo del taxista, se pudieron observar heridas cortantes en la cabeza y ambas manos y luego lo abandonaron en una zona poco concurrida.

Dentro de las primeras investigaciones se presume que la víctima había sido trasladada ya sin vida hasta el lugar, dejándola a 100 metros de la avenida del barrio Buena Fe.

Por el momento los agentes policiales buscan algunas imágenes de las cámaras de seguridad por donde pudo haber transitado.