Diez militares y un exministro escoltaron a Murillo y López hasta la frontera

Los documentos a los que tuvo acceso Página Siete detallan que el plan de operaciones se ejecutó unos días antes de que Luis Arce asuma el poder.

Diez militares y un exministro escoltaron a Murillo y López hasta la frontera
Foto referencial
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Con diferente grado de participación y responsabilidad, según los informes oficiales, al menos 10 militares, un exministro del gobierno de Jeanine Añez y un exfuncionario escoltaron a Luis Fernando López y Arturo Murillo hasta la frontera con Brasil, en noviembre de 2020, días antes de que Luis Arce asuma la Presidencia.

De acuerdo con reportes castrenses emitidos en septiembre de 2021 y a los que tuvo acceso Página Siete Digital, al menos 10 militares participaron en la autorización, preparación y ejecución de un plan operativo de traslado de ambas exautoridades.

Un general, coroneles, tenientes, un suboficial y un sargento figuran entre los uniformados que desplegaron y ejecutaron el operativo.

El proceso duró dos días y el trayecto fue de Santa Cruz hacia un punto fronterizo con Brasil. Según los informes militares, Murillo y López fueron escoltados hasta Puerto Suárez, de donde se dirigieron a Puerto Quijarro. Al otro lado de la frontera, en Brasil, la población más cercana es la ciudad de Corumbá.

“Este es mi país, quiero a mi patria y siempre voy a vivir en mi patria”, manifestó el exministro Murillo, en la última conferencia de prensa que dio antes de desaparecer, el 3 de noviembre de 2020. No sólo no cumplió con su palabra, sino que el exministro estuvo prófugo hasta mayo de 2021 y se dio a la fuga a Estados Unidos.

Ese mes, Murillo fue detenido y procesado en Estados Unidos por lavado de dinero y pago de soborno, con el dinero que presuntamente obtuvo de la compra con sobreprecio de 2,3 millones de dólares de gases lacrimógenos y munición no letal, a través de la empresa Bravo Tactical Solutions (BTS).

Fue precisamente por este caso que López y Murillo ya fueron sindicados en Bolivia, y el 5 de noviembre de 2020, la Fiscalía emitió una alerta migratoria, y días después la orden de aprehensión contra ambas exautoridades.

En su momento, la Policía reportó que Murillo y López salieron del país el 9 de noviembre, ambos con destino a Brasil, pero el primero —se presumía— continuó su viaje hasta Panamá y de allí a Estados Unidos. Sin el registro legal de su salida, semanas después, la Policía reportó que los exministros salieron por rutas clandestinas hacia Brasil.

A raíz de esa salida ilegal, el proceso se amplió contra el exdirector de Migración Marcel Rivas, quien ahora permanece detenido en San Pedro por otro caso.

Desde el MAS se criticó la demora en la emisión de la orden de aprehensión y calificaron como cómplices a policías y fiscales por la huida de ambos exministros acusados por diferentes hechos en 2019.

Documentación

La pasada semana, el expresidente Evo Morales reveló que se le entregó documentos sobre quienes ayudaron a fugar a Murillo y López. Sostuvo que el 6 de enero entregaría la información al presidente Luis Arce, para que pueda “tomar cartas en el asunto”.

“Me entregaron documentos de quiénes hicieron escapar a Murillo y a López al exterior. Hay hermanas y hermanos que aportan (…) Mi obligación es entregar al Presidente estos documentos para que pueda tomar cartas en el asunto. Son documentos, no son comentarios o chismes”, recalcó Morales en radio Patria Nueva.