Indígenas en Tarija piden al Tribunal Supremo Electoral respetar sus usos y costumbres

"El órgano electoral debe respetar nuestros usos y costumbres para la elección de representantes de los pueblos indígenas en el legislativo", señala el asambleísta por el pueblo Tapiete, José Luis Ferreira

Indígenas en Tarija piden al Tribunal Supremo Electoral respetar sus usos y costumbres
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La bancada Indígena, en la Asamblea Legislativa Departamental (ALD) de Tarija, exige al Tribunal Supremo Electoral (TSE) rechazar la acción de nulidad a la elección de los representantes guaraníes, Nicolás Montero y Lourdes Cayo, presentada por el exdirigente Hugo Arebayo.

"El órgano electoral debe respetar nuestros usos y costumbres para la elección de representantes de los pueblos indígenas en el legislativo", exclamó el asambleísta por el pueblo Tapiete, José Luis Ferreira.

A su criterio, Arebayo, con esta acción de nulidad que interpuso ante el TSE, busca favorecer al Movimiento al Socialismo (MAS) que intenta tomar a la fuerza la presidencia de la Asamblea Legislativa de Tarija.

Otras fuentes coincidieron que existen suficientes razones para que el máximo órgano electoral rechace la acción de nulidad porque el acto de elección ha precluido y no puede ser anulado y tampoco existe la figura de nulidad para procesos electorales por usos y costumbres.

Además, advierten que si admite vulnerará el derecho al autogobierno, autodeterminación y las garantías de la democracia comunitaria.

El expresidente de la ALD y asambleísta, Nicolás Montero, dejó en claro que los espacios ganados en el legislativo son de los pueblos indígenas como resultado de sus constantes luchas en diferentes gobiernos de turno en Bolivia.

"No tengo miedo, el que nada hace nada teme. No estoy en conocimiento que la Fiscalía haya aceptado el proceso en mi contra, yo cumplí mi trabajo", expresó Montero, al referirse a la denuncia presentada por el MAS por el supuesto incumplimiento de deberes en la presidencia.

La bancada indígena se pronunció a 48 horas de que se realice la elección de la nueva directiva de la Asamblea Legislativa Departamental que estuvo trabada por más de una semana.