La Aduana Nacional en Tarija debe restituir a un funcionario que despidió sin justificativo

La Aduana Nacional vulnero los derechos de Omar, el funcionario que fue despedido en el mes de febrero cuando gozaba de inamovilidad por paternidad.

La Aduana Nacional en Tarija debe restituir a un funcionario que despidió sin justificativo
Foto referencial
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La Defensoría del Pueblo logró la restitución laboral a la Aduana Nacional de Bolivia, filial Tarija, de Omar Mercado Cayo, despedido en febrero pasado pese que gozaba de inamovilidad laboral por paternidad.

Hoy, la institución defensorial presentó una acción de Amparo Constitucional a la Sala Constitucional Segunda de Tarija y en la audiencia virtual demostró la vulneración de los derechos de Mercado Cayo. La Aduana Nacional argumentó que habría procedido de ese modo porque el afectado no habría comunicado de manera oportuna sobre el embarazo de su pareja.

Sin embargo, la Defensoría del Pueblo señaló que su destitución se produjo de manera intempestiva y sin previa notificación, y expuso las graves afectaciones a los derechos fundamentales del grupo familiar involucrado.

De esta manera, demandó que se proceda a la restitución laboral en el mismo cargo y con el mismo salario que Mercado Cayo percibía al momento de su desvinculación. También solicitó que se le paguen los subsidios prenatales que corresponden desde el mes en que fue cesado y el pago de los salarios devengados desde el momento de su retiro.

La Autoridad Constitucional ordenó el inmediato cumplimiento de lo demando por la Defensoría del Pueblo para así precautelar el derecho al trabajo, la estabilidad laboral y la protección del hijo en vientre de la pareja de Mercado Cayo.