Exministra argentina señala que el envío de armamento a Bolivia fue para proteger su embajada y fue cuando los ministros de Evo no habían renunciado

Exministra argentina señala que el envío de armamento a Bolivia fue para proteger su embajada y fue cuando los ministros de Evo no habían renunciado
Foto referencial
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La exministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, informó este lunes que el envío de armamento a Bolivia para proteger su embajada, en medio de la crisis social de noviembre de 2019, se produjo cuando los ministros de Evo Morales aún no habían renunciado.

El dato surge de una misiva que la exautoridad envió al actual presidente de esa nación, Alberto Fernández, en la que justifica la entrega de gases y municiones y responsabiliza al actual Gobierno argentino de no controlar el retorno de dicho material.

“Debe aclararse además que la totalidad de las autoridades del gobierno del sr. Evo Morales renunciaron entre el 11 y el 12 de noviembre de 2019. El último en hacerlo fue el ministro de Defensa. Este dato no se le puede pasar por alto a usted, Sr. Presidente, ya que la carta a causa de la cual usted se apresuró a pedir disculpas está fechada el 13 de noviembre de 2019; es decir, cuando el excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana, Jorge Gonzalo Terceros, ya había renunciado y mal podía entonces enviar en carácter oficial una nota de agradecimiento. Todo ello sin contar con que la Fuerza Aérea no tiene relación alguna con actividades antidisturbios y resulta totalmente incoherente que la nota proceda de esa arma”, indica el pronunciamiento.

El mandatario del país vecino, la pasada semana, envió una carta a su par, Luis Arce, en la que expresaba “dolor y vergüenza” por el envío de los pertrechos, que presuntamente se utilizaron para reprimir los disturbios contra la administración de Jeanine Áñez.

“Resultaría importante entonces que las actuales autoridades (argentinas) y no las anteriores respondan de qué modo controlaron las operaciones que se llevaban a cabo en Bolivia y el empleo adecuado del material, ya que desde el traslado de los gendarmes con el material autorizado transcurrió menos de un mes dentro del período restante de gestión del presidente Mauricio Macri, cuyo mandato finalizó el 10 de diciembre de 2019, y siete meses del gobierno que asumió ese mismo día; es decir, el suyo (Alberto Fernández)”, agrega la nota.

Bullrich enfatiza que el expresidente Mauricio Macri “cumplió con su deber de resguardar la Embajada Argentina en Bolivia, protección que alcanzó no solo al señor embajador y personal diplomático, sino también a dos ministros renunciantes del gobierno del señor Evo Morales: el ministro de Gobierno, Carlos Romero, y la ministra de Planificación, Mariana Prado Noya”.

Ayer la actual ministra de Seguridad argentina, Sabina Frederic, señaló que se habría enviado mayor armamento a Bolivia que el especificado en la nota. Fueron dos los cargamentos y uno presuntamente se utilizó para reprimir a los manifestantes.

Según su antecesora, el 11 de noviembre de 2019 se autorizó el envío a Bolivia de “diez pistolas semiautomáticas; dos escopetas de repetición; cinco carabinas automáticas; dos ametralladoras; dos fusiles de repetición; doce chalecos antibalas; doce cascos balísticos; dos escudos balísticos; dos visores nocturnos y 8.820 municiones de distintos calibres, de las cuales 3600 eran calibre 12-70. También se habilitó el traslado de once miembros de la GNA", para la protección de la embajada en La Paz.